HABEMUS LITTERAE EN LA PRESENTACIÓN DEL POETA ERNESTO LOZANO

La poesía de Ernesto Lozano fluye como un río tranquilo, sin muchas piedras en el camino para transitar por él. Desde el punto de vista del contenido tenemos a un poeta que habla a la amada con una triste sinceridad…como si el verdadero amor tuviese una sola oportunidad para realizarse. Podemos estar o no de acuerdo con ello, pero no podemos dudar que sus poemas reflejan intensidad en cada palabra o en cada frase; incluso, hasta en cada pausa.   Desde el punto de vista de la forma, Ernesto revela una conciencia cada vez mayor de lo que significa producir un lenguaje poético que llegue al lector o a una audiencia eventual como el día de hoy. Dos elementos importantes acompañan al lenguaje poético de Ernesto: la naturaleza y la religiosidad
Tomemos algunos ejemplos:

Del tronco brotó la rama,
quizá un penacho de poesía;
 brotó tanto amor, tanta melodía,
tal vez renuevos de hojas vacías
                                                      Himno inmaculado
-------------------------------------------------------------
El invierno ha traido, a pausa, su aterida rama.
Hay cansancio en los ojos; en la mirada, fatiga
En el tronco astilloso, que crepita los graznidos del alma.
Leño seco, leño verde

Nos vimos de repente por primera vez,
Al cruzar las viejas calles
De una iglesia franciscana
Yo creí entonces
Que la Virgen estaba viva,
O que un ángel
En representación de Dios
Su llegada anunciaba
                                                  Don de Amor

Ella me pregunta
por sobre lo elevado de la palabra
por sobre lo sumergido de la hondura
como Padre, Hijo y Espíritu
Ella me pregunta con la tristeza

Que ha sido mía
                            Flor de loto

Comentarios

Entradas populares de este blog

SE CRISTALIZA LA SOLIDARIDAD

IX COLOQUIO DE LEXICOLOGÍA Y LEXICOGRAFÍA. EXPOSITORES Y RESÚMENES DE LAS PONENCIAS